La Señorita Ortopédica se levanta muy temprano, con el sol, en la vidriera.

La Señorita Ortopédica no puede querer a nadie, ni a la jeringa rosada ni a la muleta ni al parche ni al brazo de hierro, solo, desconsolado, perfecto, como Mambrú cuando vino y ya todos habían muerto.

¿Cómo va a querer a alguien la Señorita Ortopédica? Porque es de alambre, sin duda, porque es de goma, sin duda, porque es de cera, sin duda, no hay duda.

porque es compuesta, inventada, armada, desanimada, desalmada, fría y muda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s