Dejad a vuestra mujer. Dejad a vuestra amante.

Dejad vuestros temores y esperanzas.

Abandonad a vuestros hijos en un rincón del bosque.

Dejad la presa por su sombra.

Dejad, si es necesario una vida acomodada, lo que os es dado por el futuro.

Id por los caminos.

                   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s