Ahora sí me taparé los oídos, me cerraré a vivir. Ahora sí Guayaquil pasarán algunas cosas. Porque eres para descomponer los planes de cualquiera cerraré la boca y no gimotearé más una palabra. Me dejaré crecer pelos en forma tal de clausurar todos los poros, taponaré con puños los oídos y lacraré los párpados con cualquier basura abundante.

Me tenderé en las calles, interrumpiré el tráfico, pasaré un veraneo formidable entre las ratas, un ayuno entre residuos, una diarrea de diarreas.
Bárbaro, magnífico, revienten todos, Guayaquil, saludaré sólo a Maiacovski.
No me vengan a joder con credenciales de artistas ni con loas a las agencias de turismo.
Son todos tortugalápagos, engañalápagos, esparrápagos.

Revienten, pidan, vendan, revienten, yo ya estoy sordópago, calladoquil, guardaquil en el baúl contigo y contiki a otro sitio navegando lejos, sordomudo, cienguintacto y nunca saboreable.
Revienten, pidan arrastren, devoren, remienden y olviden la clásica colilla encendida que suele figurar en el registro de bomberos voluntarios y las cláusulas de prevención.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s