Vivir no es sino amar.

Amar, tres cosas puede ser:

desear, poseer, recordar.

Pero la posesión suele amargar,

como el recuerdo entristecer.

Sintámonos vivir,

poniendo un poco lejos el placer,

aun cuando lo podamos conseguir.

Caminar al mañana, y no al ayer.

Desear, desear hasta morir.

Anuncios

Una respuesta a “

  1. Advierto en tu final una clara contrariedad a una de las esencias primordiales del budismo.
    Quedo por contar el amor al que le apetece ser entrega al margen de correspondencia.
    Salud y afecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s