20160318_122404-1-1.jpg

Sí, es difícil hablar de la sexualidad, verdaderamente. Antes de ser un emplomador, o un escritor, o un taxista o un hombre sin profesión, o un periodista, los hombres son ante todo hombres, heterosexuales u homosexuales. La diferencia es que algunos os lo recuerdan en cuanto os conocen y otros un poco más tarde. Hay que amar mucho a los hombres. Mucho, mucho. Amarlos mucho para amarlos. Sin esto, no es posible, no se les puede soportar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s