De todo lo que no fui
quedó la ausencia,
más real que nosotros.
Cuchillo del dolor de lo que no fuimos,
profundo herir el llanto del no nacido.
Senderos de la noche y ensombrecida sombra
la de mis yoes sin mí huidos.
Camino que no hice,
amor que nunca amé y nombre ciego
de mí que ardió sin haberme sido dado.
Vacío voy de vosotros.
Y es tarde
y tarda aún la sombra, larga sombra
donde sólo seré
en el jamás figura, lo mismo que vosotros,
de esta melancolía.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s