La autopista es el tiempo que tarda en convertirse el principio en el término. Entretanto en el día que me quieras.

No se pisan jamás las mismas huellas —Heráclito dijo algo parecido— sin embargo conducen al lugar donde estamos.

Nunca le tengas miedo al horizonte no hay placer más sabroso que el trayecto. Acepta el pan servido en cualquier parte, disfruta del asilo que te ofrezcan pero ten preparadas las maletas.

Aprende por tu bien el arte de marcharte siempre un segundo antes de que te hayan echado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s