Fuimos congelados por voluntad propia según dicen. Hubo un fallo en la máquina: se pudrió el silencio. Es más; envejecimos. (Fue larga nuestra ausencia.)

¡Hagámosle frente a nuestra política de incomprensibles hechos consumados!

¿Somos nosotros o es el mundo el que ha cambiado?

¡No respondas! Canturrea, canturrea conmigo: <<Ya no estoy callado, tralará, ahora estoy vacío.>>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s