Moissonneuse endormie by Gerard Hermand.jpg

No vemos las cosas como son, las vemos como somos

Anais Nin

El amor es un lujo hipermétrope condenado a herir a aquél que mira, el mirado se siente pleno hasta que el mirón recupera la vista. Todos hemos sido mirones, todos hemos sido mirados, alguna vez. Convalecientes de una fe irrecuperable intentamos continuar mirando con la inocencia perdida la belleza que encontramos al abrir nuestros ojos la primera vez, debemos recordar lo irrecordable, promesa de ti y promesa de mí, promesa de vida y de muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s