te levantas con tu sonrisa de boca de jarra y tu risa encendida que contempla un espejo en el agua pero te acuestas con la silente voz de tu alma y tu corazón desnudo, tus ojos como almendras delatan la ausencia de sueño sobre tu lecho desierto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s